Adam Sandler, el antihéroe de la moda

Adam Sandler es un icono en el mundo de la moda, más concretamente un antihéroe, pero ¿por qué? 

El actor ha alcanzado tal nivel de prestigio y éxito en su profesión que no importa que no siga las normas de estilo y cree la suyas propias. Como por ejemplo usar los pantalones vaqueros por debajo de la cintura sin que éstos sean de tiro bajo.

Sorprendentemente, los resultados de las tendencias de Google demuestran que en 2021, al buscar “celebrities con estilo” en Estados Unidos, Adam Sandler supera a Harry Styles, Cher y Britney Spears, considerando su forma de vestir la de mayor interés.

La razón por la que creo que esto es así es que el público está tan acostumbrado a que los famosos muestren siempre su mejor imagen, que el estilo de Adam Sandler despierta curiosidad a la vez que resulta chocante y refrescante ya que al actor no le importa lo más mínimo su forma de vestir.

Sin embargo, ¿lo hace de manera intencional? Para responder a esta pregunta me gustaría presentar el concepto de la ‘anti-moda’. Este término hace referencia a vestirse de forma explícita en contra de las tendencias actuales. La gente suele hacerlo como una declaración de intenciones mostrando una extrema indiferencia por la moda. Entonces, ¿Adam se está posicionando o es que realmente tiene un gusto único?

Desde mi punto de vista esto no deja de ser curioso. Sandler es un cómico muy respetado y puede que estas combinaciones tan extrañas sean simplemente una extensión de su papel como profesional y esté tratando de gastar una broma a los medios y a los espectadores. Está demostrando que puede seguir teniendo éxito como actor vistiendo de una forma más ‘trashy’, al contrario que otros compañeros que sí se preocupan por ir a la moda.

En los últimos años el humor post-irónico ha ganado terreno y ha resonado sobre todo con la Generación Z. La era de Brad Pitt ha terminado, el público quiere a alguien con quien poder identificarse y la hilarante apatía y confianza en sí mismo de Sandler es más profunda de lo que parece, llegando a ser inspiradora. Especialmente en una época en la que la moda se encuentra en un dilema moral de producción ética, la anti-moda es una forma divertida de resistir las presiones del consumismo.

A pesar de ser ahora mismo la persona más popular por dar la espalda a la moda, es importante señalar que Adam Sandler no ha sido pionero en este concepto. En su lugar, aclamado como el “padre fundador” de la anti-moda, Martin Margiela creó en 1988 una casa de Alta Costura basada en el inconformismo y la subversión de las normas. Los cinturones de seguridad de los coches y las vendas para los ojos se convirtieron en prendas con costuras a la vista que mostraban al mundo la verdadera novedad y los riesgos que estaba dispuesto a asumir.

Adam Sandler se ha convertido en el inesperado heredero de esta ideología antisistema y asombra al público una y otra vez con sus adorables trajes absurdos. Pero la clave de esto está en entender este nuevo concepto que tanto le ha gustado al público y en analizar la moda como un código secreto que arroja luz sobre nuestras tensiones y valores como sociedad. 

Redacción por Sidney C. Stamm
Traducción: Julia Glez

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Related Posts