Balenciaga pide disculpas por la polémica campaña navideña de 2022 en la que salen niños

En el cual aparecían niños sosteniendo peluches vestidos con ropa BDSM.

Balenciaga ha presentado una disculpa oficial tras ser criticada por una campaña que lanzó recientemente para la temporada navideña.

Las imágenes, en las que se destacaba su línea Objects con accesorios llenos de logotipos, estaban protagonizadas por niños que sostenían juguetes vestidos con ropa de bondage y BDSM. Estos osos de peluche aparecieron en la pasarela de verano 2023 de la marca, en octubre, junto con modelos maquillados con moratones.

Además del atrezzo utilizado en la sesión, los usuarios de las redes sociales se apresuraron a señalar otros detalles de la campaña, que fue realizada por el fotógrafo de National Geographic, Gabriele Galimberti, conocido por fotografiar a niños y por su proyecto “Toy Stories“. Un tuit viral señalaba que la sesión de fotos era “interesante” e “incluía un documento judicial mal escondido a propósito sobre la ‘pornografía infantil virtual”. Al ampliar la imagen, los fans descubrieron que los papeles utilizados como atrezzo para la sesión eran del caso del Tribunal Supremo de 2008, Estados Unidos contra Williams, centrado en el abuso sexual infantil. El tweet viral también señalaba que Balenciaga retiró la polémica campaña debido a las reacciones. Sin embargo, los que conozcan la marca de moda sabrán que borra su cuenta de Instagram de forma habitual para cada lanzamiento de campaña.

La campaña ha sido retirada en todas las plataformas de Balenciaga desde entonces. La casa ha acudido a Instagram Stories para emitir una disculpa oficial:

Balenciaga Instagram Story

“Pedimos sinceras disculpas por cualquier ofensa que haya podido causar nuestra campaña navideña. Nuestros bolsos de peluche no deberían haber aparecido con niños en esta campaña. Hemos retirado inmediatamente la campaña de todas las plataformas. Pedimos disculpas por mostrar documentos inquietantes en nuestra campaña. Nos tomamos este asunto muy en serio y estamos emprendiendo acciones legales contra las partes responsables de crear el set e incluir artículos no aprobados para nuestra sesión de fotos de la campaña de primavera 23. Condenamos duramente el abuso de los niños en cualquiera de sus formas. Defendemos la seguridad y el bienestar de los niños”.

Los fans han acudido a las redes sociales para comentar el asunto, y algunos señalan que no es raro que Balenciaga limpie su feed de Instagram. Otros afirman que la marca probablemente pasó por alto los documentos judiciales utilizados para el rodaje, ya que ninguna marca de moda querría verse involucrada en una publicidad tan negativa. Algunos señalaron que “no hay manera” de que la marca se perdiera el atrezzo con tantas líneas de aprobaciones necesarias antes de lanzar una campaña. Hay opiniones de todo tipo.

¿”Mala escenografía”? Yo no sería tan suave. ¿Acaso ese documento específico apareció allí por pura coincidencia? Alguien lo puso allí muy deliberadamente y hay que pedirle cuentas. Es bueno que se hayan tomado medidas legales. Cosas como esta son extremadamente graves. Pero además, ¿nadie en Balenciaga, de las muchas personas que vieron las imágenes antes de que se publicaran, pensó que un niño con un juguete fetichista en la mano era inapropiado? Tienen que hacerlo mejor”, comentó un usuario. Otro señaló: “Personalmente encontré los documentos muy perturbadores… Este es un expediente tan específico de un caso tan específico. Es difícil creer que sea una coincidencia”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Related Posts