Reabre el restaurante de moda de la capital: Las chicas, los chicos y los maniquís.

Uno de los locales más emblemáticos de Madrid vuelve a abrir sus puertas de la mano de Mitte Gastro Group. David Mateo & Joan Nicolau, líderes del proyecto, van a dar de qué hablar en la nueva y diurna movida madrileña.

Las Chicas, Los Chicos y los Maniquíes vuelven a su lugar de origen, los bajos del Hotel Axel (Calle Atocha 49), de la mano de Mitte Gastro Group. 

Las calles de Antón Martín ya empiezan a florecer con nuevas propuestas para este verano de ensueño en la capital. Hoy les traigo un ochentero de pura sepa, donde sus fogones cuentan con aires internacionales bajo un espacio muy Grease. Las chicas, los chicos y los maniquís, es la nueva propuesta culinaria de Mitte Gastro Group; uno de los grupos culinarios más importantes del territorio nacional, que apuesta por Madrid con este formidable restaurante.

Ubicado en el Axel Hotel Madrid, en plena calle Atocha; este restaurante se divide en tres grandes espacios: sala de las chicas – con vistas a la calle; sala de los chicos – en el interior; y, la sala de los maniquís – estupenda para almuerzos o cenas en grupo, donde poder disfrutar de cumpleaños, comidas de empresa, o celebraciones donde se busque mayor intimidad. Su decoración ecléctica y variopinta, enamora desde su fachada, por rememorar al mítico musical de Grease, y el estilo americano la década de los setenta y ochenta. Desde luego, un lugar que deberías visitar.

Para picar, o bajo la batuta de primeros y segundos. Lo suyo es aprovechar sugerencias como el tartar de atún, o el sashimi de salmón, que para las estaciones de primavera, y verano, te apetecerá seguro. También los calamares con biscochito de tinta, te enamorará por su sabor, y por estar rellenos de queso. ¡Una delicia!

En los segundos, te recomiendo su famoso plato de aguacate asado, con tartar de langostino; o, las kokotxas, que están de escándalo. Mientras que para los apasionados de la carne, su carrillera servida con patatas de suflé, también es una excelente opción. Cabe resaltar, la genuina vajilla en la que te servirán todos y cada uno de los platos que en este gentil restaurante pidas; ¡una auténtica maravilla artesana!

¡Eso sí! No debes marcharte de este restaurante, sin probar – en los segundos – el arroz de txuleta meloso; que viene acompañado con tuétano, para que uno mismo se encargue de mezclarlo, para conseguir un mix de sabores intenso.

En los postres alternativas reposteras como sus tartas te harán no querer marcharte sin pedir una. La de queso es el no va más. Eso sí, lo bueno que tiene Las chicas, los chicos, y los maniquís es, que al estar situado en el Hotel Axel, podrás disfrutar de la sobremesa o copa en el Sky Bar del hotel, donde descubrirás infinidad de cócteles al ritmo de vistas de ensueño en pleno Barrio de Letras.

Related Posts