#TalkingInSilver: TikTok e Instagram han cambiado nuestra forma de consumir la moda.

Como soy nueva por aquí, quiero presentarme para que entendáis por qué hoy me dirijo a vosotros. Soy Julia, soy periodista de moda y además me encanta la sociología. Con esto, creo que resumo de forma muy concisa lo que va a ser mi papel en XMAG: vengo a hablaros de moda desde un punto de vista social.

En esta primera entrega me gustaría hablaros sobre cómo la sociedad ha cambiado la forma de consumir la moda debido a las redes sociales.

¿Vosotros también sentís que no os da tiempo disfrutar de las tendencias? ¿No sentís que todo lleva un ritmo frenético y estamos viendo muchos trends a la vez? No nos ha dado tiempo de vestir el estampado tide dye, cuando en las tiendas ya están poniendo prendas con colores vitamina y neones, estando en plena época de tonos pastel. 

En esto ha sido crucial la irrupción de las redes sociales en la industria de la moda. La única forma que teníamos los consumidores de informarnos eran las revistas especializadas, ahora todo lo tenemos en Internet, y no me refiero a los medios digitales, sino a las cuentas en Instagram y TikTok que tienen las firmas de moda. 

Hoy directamente se vuelca el contenido en ellas y es el ojo del público quien lo ve en primera persona, sin filtros. Aunque sigue habiendo medios que se encargan de digerir la información para después mostrársela a la audiencia, sólo aquellos interesados en seguir lo que sucede en la industria de la moda van a recibir las noticias y los trends en su contexto. El consumidor medio va a acudir a la tienda y va recibir un bombardeo de looks y tendencias que lo va a llevar a consumir sin sentido. 

La moda antes tenía sus tiempos. Había veranos de vestir el color de la temporada en todas sus formas y variantes, e inviernos de disfrutar de un cuello de tortuga en un jersey de lana y ver en las revistas que al año siguiente lo que se llevarían serían los jerséis de cuello en pico y de cachemir. Ahora lo llevamos todo a la vez, lo cual puede ser muy divertido porque hay muchas tendencias con las que experimentar, pero también tenemos muy poco tiempo para asimilarlas y nos aburrimos pronto de ellas. 

Lo que me lleva a otro punto, ¿cuánto más vamos a poder seguir este ritmo de consumo descontrolado? Las redes sociales también han llevado a acelerar los ritmos de producción de las marcas. Grandes empresas como las del grupo Inditex o Shein, lanzan nuevos productos al mercado de forma casi inmediata en función de lo que ven en las pasarelas. 

Esto ha llevado a que las firmas que son referentes en moda, como pueden ser Jacquemus, Versace o Prada, hayan tratado de adaptarse a los ritmos que marcan estos grupos, porque cuando sus colecciones llegan al mercado su audiencia ya ha comprado una prenda prácticamente igual a la suya y por un precio más económico. 

Sin embargo, es precisamente esta situación la que parece estar cambiando de nuevo el ritmo en la industria de la moda. Los diseñadores y los directores creativos están empezando a cambiar su modelo de producción. Saben que no pueden competir contra este ritmo tan acelerado, por lo que están optando por marcar el suyo propio. Cada vez vemos más marcas que anuncian que no participarán en las semanas de la moda, que reducirán su presencia en pasarelas para lanzar colección cuando estén listos y puedan ofrecer el producto listo para consumir a la gente, sin esperas. Pero para ver la consecuencias de este cambio de rumbo aún tendremos que esperar un poco más para ver a qué nos lleva.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Related Posts